El primer dentista municipal es impulsado por Barcelona

El Ayuntamiento de Barcelona presentó el primer servicio odontológico municipal para toda la ciudadanía y con precios que son asequibles presentando hasta un 40% menos comparado con los del mercado en la ciudad.

Esta se trata de una iniciativa municipal que vino a complementar el servicio de odontología gratuito ofrecido para aquellas personas vulnerables y se encuentra en funcionamiento desde el 2019 en las instalaciones de la extinta mútua municipal PAMEM, situada en el número 137 de la calle de Viladomat, aseguran profesionales de barcelona invisalign.

El Ayuntamiento señala que este es un servicio que cuenta con la capacidad de atender a unas 36.000 personas por año. Dicha iniciativa del Gobierno requirió de la aprobación inicial en la Comisión de Derechos Sociales para luego ser sometida a exposición pública para ser respondidas las alegaciones formuladas. De acuerdo a la alcaldesa de Barcelona, aseguran profesionales dentista invisaling teen bcn.

«Más de un 12% de la población no va al dentista por motivos económicos, cuando todos necesitamos salud bucodental porque es fundamental para tener una vida saludable», ha subrayado Colau, quien también ha apuntado que «no es solo una cuestión de salud física, sino también emocional o psicológica».

De acuerdo a la comisionada de salud, Gemma Tarafa, «la salud bucodental se ha desatendido a lo largo prácticamente de la historia» cuando puede tener «implicaciones cardiovasculares, gástricas y mentales, entre otras».

El primer dentista municipal abierto a toda la ciudadanía se ubica en Sant Martí, Nou Barris o Sant Andreu (tres de los distritos que concentran ese 12% de personas que no van al dentista por falta de recursos), en un local de alquiler no municipal para poder entrar en el mercado en las mismas condiciones que otros operadores; y podrían abrir otros a partir del tercer o cuarto año.

El consistorio, elaboró un plan de viabilidad bastante detallado donde concluyó que esta es una iniciativa “totalmente viable económicamente”, pues se crea una empresa que es 100% municipal y que se autofinanciara sin que exista la necesidad de los recursos públicos.

Dicho proyecto también contempla una inversión recuperable de unos 500.000 euros a fin de adecuar el espacio pasando de las tres butacas que se tiene en la actualidad a ocho. Las tarifas que garantizarán la sostenibilidad de tal iniciativa van de los 55 euros de una obturación (13% inferior a las del mercado privado, de acuerdo a FACUA), 160 euros de una endodoncia (-30%) y los 30 euros de una higiene (-43%).
«No haremos competencia desleal, aunque podamos ajustar los precios porque renunciamos al beneficio», puntualizó Tarafa, quien además recordó que estas ocho butacas representan una cuota de mercado pequeña por lo que intentarán captar a las personas que no acuden al dentista debido a problemas económicos.