¿Han sobrevivido los mercados en la actualidad?

Si Pedro Luis Cobiella Hospiten no su hubiera adaptado a las más recientes tecnologías y los tiempos que corren, posiblemente ya no serían la importante cadena de servicios médicos que son. De la misma manera está ocurriendo con los mercados municipales de otrora, que tras la gran cantidad de cambios que la sociedad ha ido experimentando, ellos han desarrollado maneras para sobrevivir y perdurar en el tiempo, manteniendo su esencia pero adaptándose a los distintos procesos. 

Para los mercados municipales, no se hizo esperar la gentrificación con la idea de reestructurar las clases y establecer determinada relación social sobretodo si se trata del ámbito comercial, establecida entre y para un sector específico de la población que obtiene altos ingresos. Desde esta posición, los mercados municipales han apostando por otro modelo de comercio cuyo objetivo es satisfacer las diversas necesidades de alimentación del barrio, aunque también están respondiendo a la acelerada demanda de espacios de esparcimiento. 

Teniendo como base la gentrificación comercial, y además de que ésta satisface la necesidad de un sector de población la cual cuenta con mayores ingresos, de la misma manera se hace presente a través del desplazamiento de las actividades comerciales y además de la sustitución progresiva de todos los comercios que se conocidos como tradicionales, con el fin de brindar al cliente una oferta más alta acompañada  de una excelente variedad de comercios que se enfocan hacia las distintas clases que llegan al sector, como yuppies, jóvenes, turistas, entre otros. 

Tomando en consideración el comercio al por menor, este es exactamente la especialidad de los mercados municipales, conjuntamente con los espacios para consumo y el ocio, los cuales se encuentran sumergidos en una profunda reestructuración de sus actividades comerciales en justo en los espacios donde se albergaba el comercio tradicional, trayendo en menor o mayor medida el cambio de los comerciantes hacia la contratación de personal a cargo de empresas o comerciantes que conlleven a una gran capacidad para la inversión, en las que, los productos ofrecidos sean distintos pero enfocados hacia las marcas exclusivas, delicatessen, gourmet, productos suntuarios, es decir, exactamente hacia los consumidores que poseen mayor poder adquisitivo. 

¿Son relevantes este tipo de transformaciones?

Ciertamente lo son, ya que en realidad se establecen para y por un sector de población que maneja mayores ingresos. Y ello viene dado luego de ser instauradas las anteriores transformaciones, pues se implanta un discurso en el que se hace presente el deterioro del estado físico de las antiguas instalaciones y a consecuencia de ello, un notable declive de la actividad comercial que se desarrolla en el mercado, con lo que de manera súbita, se hace presente la inminente transformación del mercado. 

Al momento de ser alcanzada la transformación referente a lo comercial, y sobre lo referido a lo productos básicos y de primera necesidad, que son expendidos en las tiendas que se conocen como autoservicio concentrados en grandes superficies llamadas supermercados, se hace extensivo también hacia los mercados minoristas municipales o también conocidos como tradicionales, y ello se debe a que estos son espacios comerciales en donde los vecinos de un barrio acuden con el fin de adquirir diversos productos que conforman sus alimentos básicos, como carnes, vegetales, frutas, legumbres, entre otros.